La importancia del coaching en altos niveles ejecutivos

Por  Becky Mitre

Hoy en día, es común escuchar sobre el coaching. El coaching como tal tiene su origen en el ámbito deportivo y es una herramienta que se ha utilizado desde hace mucho tiempo. Sin embargo, en los últimos años, el coaching se ha empezado a institucionalizar como herramienta en el ámbito familiar, personal y empresarial debido a los grandes beneficios que conlleva.

 

Es, en esencia, un proceso conversacional que ayuda a las personas a definir sus metas y plan de trabajo que los encamine hacia su futuro deseado. Es un proceso que ayuda a elevar el nivel de conciencia personal y por lo tanto, conduce al cambio personal.

 

El proceso de coaching con ejecutivos y empresarios es un espacio de conversación privada, que, con diversas técnicas, puede ayudar a:

 

  • Tomar mejores decisiones

  • Trabajar mejor con sus equipos capitalizando las fortalezas individuales

  • Desarrollar su liderazgo personal

  • Definir con claridad metas y acciones concretas

  • Dar seguimiento a los avances del proceso

  • Y por lo tanto, impactar positivamente los resultados financieros de la organización.

 

Es importante contar con un coach certificado, con las competencias necesarias para vivir el proceso, con experiencia y, sobre todo, con empatía. Al final, es un proceso humano que requiere de una base de confianza y apertura. Para algunos, este proceso puede ser amenazante al principio, ya que puede resultar incómodo compartir con alguien “desconocido” temas muy personales. Sin embargo, una vez que inicies tu proceso de coaching, descubrirás que cada conversación será muy enriquecedora y productiva.

 

¡Mucho éxito!