Errores comunes de la planeación estratégica.

Por   Becky Mitre

Becky Mitre

Algunas compañías dedican tiempo y recursos para llevar a cabo sus procesos de planeación estratégica. Este esfuerzo es loable, ya que el tiempo y dinero invertido en planear, es ahorrado en la ejecución.

Sin embargo, hay algunos errores muy comunes que hay que evitar cuando se trata de hacer estrategia.

Veamos algunos ejemplos, uno por uno:

  1. El primer error, sumamente común, es que una vez que ya dedicaron tiempo a hacer su estrategia, la guardan en el cajón. Todo lo trabajado se convierte en un ejercicio teórico que pocas veces se vuelve a revisar. Con suerte, se revisa el año próximo, cuando se hable de hacer estrategia nuevamente.
     

  2. El segundo error es hacer la estrategia sin la participación de las personas que conocen el negocio. El ejercicio de la planeación estratégica debe considerar los diversos puntos de vista de las personas que conocen la operación del negocio. Involucrar a las personas clave de la organización es fundamental.
     

  3. Una vez que se tiene la estrategia, es sólo conocida por los que la hicieron. Literalmente, la estrategia no se comunica y por consecuencia, no se implementa. Sin comunicación, simplemente no hay estrategia.
     

  4. La estrategia no se mide. A lo largo del pensamiento estratégico, se definen los indicadores y se establecen objetivos, pero ya implementados, nadie se hace cargo de medirlos. Es importante integrar los objetivos en las revisiones del negocio. Algunos serán diarios, otros semanales o mensuales, incluso trimestrales o semestrales, pero ¡siempre hay que medir!
     

Tener en cuenta estos errores comunes es importante. Hay que evitarlos completamente para asegurar que lo que se definió en el proceso estratégico realmente se lleva a la ejecución.