El Trabajo – Fuente de Realización Personal

Por  Becky Mitre

Las organizaciones cuentan con muchas herramientas para lograr resultados, tales como estrategias, procesos, estructuras y, por supuesto, su gente.

Hoy les propongo algunas ideas que pueden llevar a cabo con sus equipos de trabajo para que se conozcan, integren y alineen a la visión de la empresa. Sobre todo, estas ideas son para que todos den lo mejor de ellos mismos durante su jornada laboral y descubran la belleza del trabajo como un medio de realización personal.

 

1.- Visión y misión

Asegúrate que cada empleado conozca la visión y misión de la empresa. Esto es, claro, el propósito trascendente; la razón de existir. Es importante que la conozcan y la integren en su vida. Cuando un empleado ha interiorizado la misión de la empresa y la conecta con su propia vida trabaja con mucho más enfoque y entusiasmo.

 

2.- Inducción

Todo el tiempo que inviertes cuando una persona nueva llega a la organización es tiempo bien invertido, que vas a recuperar en menos de un trimestre. Una buena inducción incluye algunos temas básicos como:

- Historia de la compañía

- La cultura organizacional que se vive

- Visión y misión

- La presentación formal de la persona nueva al resto del equipo,

- Claridad respecto a la esencia de su posición, su rol y expectativas.

 

3.- Sesiones de integración y alineación

Generar espacios y momentos en los que la gente conozca las estrategias y los planes de la compañía y además pueda conocerse en un plano más personal. Es importante que en estos foros, ellos tengan un espacio para interiorizar los planes y definir qué de esos planes les corresponde y cómo van a llevarlos a cabo.

 

4.- Sesiones de revisión de resultados

La reflexión para generar aprendizajes es una oportunidad para el crecimiento. Se trata de generar el espacio de diálogo en el que se comparten hallazgos por equipo, se habla de lo que funciona y de lo que no, para partir de ahí, ajustar el plan y seguir avanzando.

 

Un empleado conectado con la visión de la empresa, que tiene claro su rol y las expectativas de su posición, que conoce los planes y estrategias de la compañía, que está integrado y aprendiendo continuamente de sus experiencias es un empleado que encontrará en el trabajo una gran realización personal.