El Gran Ignorado.

Por  Becky Mitre

Las personas somos seres económicos. Es decir, tendemos a ahorrar energía. Por ello nos gusta movernos dentro de los márgenes establecidos. Sin embargo, la realidad es cambiante y exige respuestas adecuadas a cada momento, lo que nos obliga a reinventarnos continuamente, cuestionando los distintos protagonistas y los principios vigentes. Regirse por postulados previamente eficaces no garantiza su eficacia actual.

La realidad de la propia empresa es que la limitamos por los propios postulados de lo que consideramos que debe ser una empresa. Por ejemplo, si el empresario piensa que la empresa tiene como finalidad redituar la máxima ganancia y la mínima reinversión; entonces tomará decisiones con base en eso. ¿Qué pasa, entonces, cuando la clave para la supervivencia actual de la empresa fuera la reinversión de capital? Si el empresario no lo considera como posibilidad, esta opción será la gran ignorada y, con ello, el escape de una gran oportunidad de consolidación como empresa en el presente.

Estos grandes puntos ciegos en la vida empresarial suelen causar grandes estragos a nivel de utilidad y consolidación. Por ello, es necesario que todo empresario tenga en mente las siguientes preguntas: ¿Cuáles son los criterios, las ideas y las creencias que regulan la actividad empresarial? ¿Qué no estoy considerando en mis proyectos actuales y futuros? Activar este radar operacional abre, sin duda, una serie de oportunidades y vías no consideradas en el modo habitual de interactuar.

Cabe señalar que esto inicialmente no es cómodo, pero una vez que el cuestionamiento se convierte en un hábito, los resultados resultan muy gratificantes y estimulantes para explorar caminos nuevos y descubrir nuevas áreas de oportunidad.

Los dos escenarios mis parámetros conocidos y el de aquellos inexplorados– amplían enormemente el horizonte de acción y, desde luego, fomentan el crecimiento personal y organizacional. Para terminar, date el gusto de responder a la siguiente pregunta: ¿Qué consideras ilógico e incoherente para tu empresa, para tus proyectos y tus sueños? Abre tu perspectiva y explora tus respuestas como opciones.