Auténtico Líder, todo depende de ti

Por  Becky Mitre

En muchas ocasiones, he tenido la oportunidad de colaborar con organizaciones en las que se está buscando que las personas y equipos de trabajo desarrollen habilidades de liderazgo. En estas sesiones de trabajo, abordo diversas metodologías y teorías sobre el tema. Es suficientemente extenso para integrar talleres de varias horas y, en general, he encontrado que hablar de liderazgo  resulta realmente fascinante. En estas sesiones busco generar un espacio que permita a los participantes reflexionar sobre ellos mismos, de tal forma que  terminen el taller conociéndose un poco más.

En este espacio, te comparto una sencilla herramienta de evaluación, precisamente para ayudarte a profundizar un poco más en ti mismo. Es importante mencionar que ninguna respuesta es buena o mala. Cada respuesta simplemente es.

Las 7 Preguntas

Responde a las siguientes preguntas, circulando una sola respuesta, la que más te aplique: 

1.-En general, durante el día, mi nivel de energía es:

Alto                            Medio                         Bajo

 

2.- Cuando necesito recuperar energía, prefiero:

Darme un tiempo solo                    Compartir con amigos o compañeros

 

3.- Percibo que me energizo más cuando:

Comparto mis emociones             Hago Deporte

Medito/Reflexiono                          Leo/Estudio/Investigo

 

4.- Al comunicarme tiendo a ser:

Directo, llegando al punto de manera inmediata

Indirecto, llegando al punto a través de preguntas y reflexiones

 

5.- En general, organizo mi tiempo

De manera estructurada y planeada                  Flexible y espontáneo

 

6.- Para analizar algún proyecto y tomar una decisión, me enfoco más en:

Los hechos                          La intuición

 

7.- En general, ante un conflicto tiendo a resolverlo mejor:

Confrontando                      Mediando                 Evadiendo

Date un momento para reflexionar sobre las 7 preguntas y tus respuestas.

Por ejemplo, si requieres cargarte de energía, conociéndote a ti mismo, puedes tomar la decisión de buscar un espacio solo, socializar, hacer algo de ejercicio o simplemente leer. O, si estás en una junta y hay que resolver algún conflicto, sabes si confrontando, mediando o evadiendo obtienes mejores resultados.

Lo interesante de esta herramienta (las 7 preguntas) es que puedes aplicarla o compartirla con tu equipo de trabajo. Te darás cuenta que cada persona tiene sus preferencias. Una persona puede ser un excelente mediador, mientras que otra puede confrontar de forma magistral. Dependiendo del conflicto que se presente, tú podrás definir qué persona es la ideal para atenderlo; y lo mismo para las otras variables: Energía, comunicación, manejo del tiempo y toma de decisiones.

Ahora bien, el reto no está en las otras personas, el verdadero reto es y será siempre empezar conociéndote más a ti mismo. Esa es la pieza clave del rompecabezas del liderazgo, se trata de saber quién eres, qué quieres, qué valores te definen, tus fortalezas y qué líneas no estás dispuesto a cruzar.

Lo que he visto recurrentemente es que el liderazgo sólo depende de la decisión de cada persona de convertirse en un auténtico líder y vivir en congruencia con esa decisión.

El auténtico líder:

  1. Se conoce a sí mismo y define su propósito de vida,

  2. Establece una visión de vida en equilibrio y congruencia con la firme decisión de crear su futuro,

  3. Genera un plan de trabajo que lo acerque a su visión,

  4. Actúa en consecuencia,

  5. Se observa, se autoevalúa, captura sus aprendizajes y ajusta lo necesario,

 

El liderazgo personal significa crecimiento y desarrollo en todas las áreas de tu vida y, aunque no es una tarea fácil, si es enormemente enriquecedora. Se requiere fuerza, voluntad, perseverancia y exigencia. Pero lo más importante, en mi opinión, es que te conozcas y te  comprometas contigo mismo en honestidad y coherencia. La decisión depende de ti.